Viajando con niños

Bueno, he encontrado un huequecito para contaros nuestras primeras vacaciones con niños…. Vacaciones es un decir… Hemos vuelto de estar fuera de casa. Es cierto que desconectas del día a día, que ves cosas nuevas, pero ha sido agotador!
Supongo que viajar con niños pequeños es lo que tiene, que tienes que ir a su ritmo y según sus necesidades, sí que puedes flexibilizar pero al fin y al cabo, ellos mandan!

El viaje en coche ha sido bastante positivo, Niño sí que aguanta bien pero era su primer trayecto largo sin pañal y SUPERADO! La experiencia fue buenísima, cuando tenía ganas avisaba y aguantaba hasta que parábamos. Niña suele cansarse más de estar tanto sentada, sin poderse mover y suele llorar, pero se portó como una campeona, la iba entreteniendo con juguetes y comida y cuando ya se quejaba mucho parábamos un poquito.
Indudablemente llevábamos a nuestras compañeras las tv, en los reposacabezas y así podían ir viendo sus dibujos para hacerles el viaje más ameno.
El viaje de ida lo hicimos en dos días, paramos a dormir y luego seguimos al día siguiente hasta nuestro destino.
Lo peor del viaje: que no me cabían las piernas en mi hueco de coche, porque os podéis imaginar todo lo que llevaba ahí para tener a mano por si acaso: – el bolso – agua para nosotros y las botellitas de agua de los niños, cada uno la suya – galletas, tortitas, patatas y picoteos varios para los niños – un brick de leche y dos biberones – un bocata para los papis por si nos entra el hambre o el desmayo… y creo que ya está, pero vamos, espacio para los pies más bien poco 😉
Las visitas a los sitios, bueno había ratos para todo, al menos no somos de visitar museos con lo que la mayoría de visitas eran de sitios abiertos aptos para los peques, o visitas de comer y beber! así que más o menos los teníamos controlados!
Como estábamos de vacaciones pues los horarios se movieron un poco, por lo que las horas de comer y cenar no eran las mismas a las que están acostumbrados y los horarios de descanso tampoco, y la verdad es que a Niño, que se adapta muy mal a los cambios y necesita una rutina diaria, pues aún le está costando volver a la normalidad, y eso que ya volvimos hace tres semanas!
Durante esos días empezamos a darle a Niña comida sólida y de todo, porque hasta entonces aún comía purés, pero en los restaurantes quería probar nuestra comida y ya empezamos a darle un poquito de todo, genial! Ya de vuelta hemos continuado esa dinámica, y se agradece poder hacer la misma comida para los dos y a veces hasta para los cuatro!
Por lo demás pues ha sido un poco cansado físicamente porque teníamos que acarrear con un momtón de cosas por si acaso: ropa de recambio, pañales, medicamentos, comida, mochila portabebés ya que viajamos sólo con un carro, más las compras que solemos hacer, pero bueno fue divertido también.
A la vuelta necesitamos un día para recuperar fuerzas, pero en general creo que el balance ha sido positivo. Cambia mucho de viajar solos pero seguro que repetiremos! Qué remedio no? 😉
Y vosotros, qué tal han ido vuestras vacaciones con niños?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cosas de niños, Maternidad y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s