Suelo pélvico y diástasis de rectos

Hace días que tengo ganas de escribir un post sobre mi experiencia en estos dos temas, y ha sido al leer a nosoyunadramamama y su post sobre los ejercicios de Kegel en el embarazo que he decidido hacerlo ya.

Después del segundo embarazo empecé a notar que tenía un cierto debilitamiento del suelo pélvico, cómo me di cuenta? Pues porque si tosía o estornudaba muy fuerte llegaba a tener ligeras pérdidas de orina, eso sumado a que el tampax no llegaba a mantenerse en su sitio muchas horas sino que iba bajando, pues me decidió a consultar una fisioterapeuta que me pudiese dar rehabilitación.

Contacté con una que estaba en mi zona que además me quedaban cubiertas las sesiones por la mútua (genial todo lo que me pueda ahorrar) y empezamos a trabajar. Me hizo un reconocimiento y me dijo que tenía un ligero debilitamiento pero que no era nada alarmante y que podíamos recuperarlo con ejercicio.

Como también me habían diagnosticado una diástasis de rectos pues se lo comenté y resultó que también existía tratamiento para esto antes de llegar a la cirugía, aunque no había ninguna seguridad de éxito.

Durante el embarazo nuestros músculos abdominales se separan para de dejar espacio a nuestro bebé y después del parto estos músculos vuelven a su sitio, pero esto no siempre es así, y hay veces en que esta musculatura queda separada y esto produce que las vísceras sobresalgan por ese espacio al hace esfuerzos, estéticamente queda una barriga algo prominente (aunque sea en reposo) y físicamente puede producir otros problemas, como dolor de espalda y deterioramiento del suelo pélvico. Esto sería la diástasis de rectos.

Así que en mi caso se juntaban las dos cosas, no sé si causa efecto, pero ahí estaban…

Os cuento lo que me recetó:

Ejercicios de Kegel: ejercicios de contracción vaginal, tres tipos de ejercicio, tres veces por semana tres veces al día.

Bolas chinas: en mi caso compré la de sólo una bola con el mayor peso y debía llevarla durante media hora cada día, siempre haciendo actividad, no vale llevarlas estando sentada, ya que la idea es que con el peso la propia vagina haga fuerza para que no se desprenda y así trabajar el tono muscular.

Contracción perineal al levantar pesos: cada vez que cojo un peso debo apretar el periné y contraer la musculatura abdominal, con el objetivo de reforzar esa zona para que no sufra tanto al realizar el esfuerzo. Además siempre con la espalda recta y usar las técnicas de levantamiento de peso estándar, flexionar rodillas, agachar todo el cuerpo con la espalda recta.

Abdominales hipopresivos: son un tipo de abdominales diferentes de los clásicos, en los que no se realiza un ejercicio físico, sino que se trabaja a nivel interno a través de la respiración.

Ejercicios de contracción perineal: en diferentes posturas se realizan una serie de ejercicios durante los cuales se contrae periné y abdomen.

Tape abdominal: la típica cinta adhesiva que llevan muchos deportistas para los dolores musculares. Se coloca en el abdomen y se estira para que cree un cierre entre la musculatura.

He estado 6 meses realizando este tratamiento, con mayor o menor constancia, ya que me requería tres cuartos de hora diarios, y ya sé que no es mucho, pero a veces me era imposible…. De momento el resultado ha sido positivo a nivel de suelo pélvico pero no tanto a nivel de diástasis. Por lo que seguiré realizando los ejercicios en la medida de lo posible, sobre todo para contener la zona, pero la única solución que me queda para solventarlo es probablemente la cirugía. No ahora, porque no me puedo permitir el reposo, pero cuando los peques tengan unos añitos más me plantearé arreglar el problema, soy joven y no quiero que con los años la sintomatología se agrave o me pueda derivar problemáticas asociadas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Algo personal y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Suelo pélvico y diástasis de rectos

  1. wooow, qué de cosas, te lo estás currando!!!!! a mí lo único que me da un poco de cosas es lo las bolas chinas, no sé porqué…en cualquier caso, la matrona desp de dar a luz por primera vez me dijo que tenía super fortalecida la zona, asi que se ve que, por el momento, con Kegel tengo suficientes, ya veremos desp del tercer parto,je

    Me gusta

    • Bufff debería ser más constante la verdad, pero es que no tengo tiempo… Y cuando por fin estoy tranquila son las 11 de la noche y lo último que me apetece es hacer ejercicios!
      Seguro que irá muy bien! Si ya estás trabajando en la zona verás como no tienes problemas porque lo tienes fortalecido! Es que hay que ser prevenida, no como yo! Un beso!!

      Me gusta

  2. este era uno de mis mayores miedos para después del parto.. estaba obsesionada y menos mal que no conocía lo de la diástasis de rectos porque ya hubiera sido el colmo del agobio… espero que se solucione antes de llegar a la cirugía y si no.. yo estoy contigo… también lo intentaría solucionar ahora que somos jóvenes.. un besazo

    Me gusta

    • Es que no hay mucha información sobre esto o al menos no es muy conocido porque yo tampoco lo había oído nunca. La verdad es que es un agobio y a nivel estético es pesado porque no te ves igual que antes… Pero bueno, al menos sé que tiene solución, aunque me tocará rascarme el bolsillo, mientras a ver si consigo tenerlo más o menos controlado con esta herramientas…

      Me gusta

  3. Bueno a intentar ser constante dentro de lo posible (todos esos ejercicios al día es casi imposible)
    Yo tampoco conocía lo de la diastasis, me informaré mas.
    Ya irás contando que tal. Bss!!

    Me gusta

  4. La verdad es que yo soy toda una ignorante respecto a estos temas… no tengo nada de información, por eso me ha gustado que me culturices un poco 🙂
    Ya nos contarás que tal sigues con los ejercicios 🙂

    Me gusta

  5. Me acabas de recordar que lo tengo muyyy olvidado. Uff creo que he de ponerme pero ya, como bien dices, aún somos jóvenes y sino a la baja mar, saldrá todo

    Me gusta

  6. Mucho animo!!! Yo soy lo peor con esto de los ejercicios de kegel! Ni cuando estaba embarazada, ni mucho menos después, simplemente no me acuerdo de hacerlos!!! Y se que van super bien y debería hacerlos, pero es que se me va! La constancia en estas cosas es esencial…
    Besos!

    Me gusta

    • Sí, es esencial! Y lo que más cuesta…. Encontrar un ratito…. Pero sí, yo creo que si estuviésemos acostumbradas a hacer estos ejercicios, tendríamos muchos menos problemas después del embarazo… En fin… Un beso!

      Me gusta

  7. No sabía de la diastasis pero me parece interesantísimo conocer más sobre ello. Yo estoy planteándome ir a una fisio especialista en estos temas ahora durante el embarazo, y por supuesto, una vez pasado el parto no ser perezosa como la otra vez y ponerme las pilas con ejercicios específicos en cuanto pueda. Las bolas chinas las usé una temporada pero tengo las que son dos, así que igual lo que hago es cortar la inferior y volver a empezar con una sola.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s