El poder de los abrazos

Si hay algo que no puedo pasar ni un día sin hacer, es dar un abrazo a mis hijos. Digo uno por no decir diez, porque a la mínima ocasión aprovecho para darles un achuchón (y encima rima jaja).

Creo firmemente en el poder reconfortante de los abrazos, cuando se dan con sentimiento sincero. Tanto si es de felicidad como de tristeza, tanto si es de tu madre o de tu hijo, de tu marido, de un buen amigo….

Desde muy pequeñitos, siempre les he pedido y dado abrazos, les de dicho cada día lo mucho que los quiero, y les he dado miles de besos siempre que me han dejado. Y ahora obtengo mis recompensas, ya que cada día, en algún momento, Niño me abraza y me dice: “Mama, t’estimo molt” o sea, mamá te quiero mucho. Y os podéis imaginar que me explota el corazón. Niña aún es pequeña y es más independiente, no necesita tanto contacto, pero también me da sus abracitos a su manera.

Me encanta por las noches que Niño se duerma abrazadito a mí, porque aunque ahora ya quiere irse a su habitación, cuando ya quiere dormirse me llama porque necesita que esté con él. Y a mí me enamora esa necesidad, pienso que es precioso tener ese contacto, y ese último abrazo del día tranquilizante.

Niña como en todo, no me necesita tanto, y para dormir tampoco, sí que nos damos unos abracitos pero cuando ya quiere dormir, se coloca bien lejos, para dormirse a su aire. Como veis son polos opuestos!

Y ahora, después de haber retomado el contacto con el blog, voy corriendo a dar unos abrazos a mis niños, que ya los echo de menos!

Y vosotros? A quién os encanta abrazar?

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Algo personal y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

20 respuestas a El poder de los abrazos

  1. Aquí otra enamorada de los abrazos! Álvaro a veces me mira hasta mal de lo pesada que es su madre, pero bueno… Que se aguante. Espero encontrar algún día la recompensa a esos abrazos, aunque para mi la recompensa son esos segundos de felicidad compartida.

    Un abrazo 😉

    Le gusta a 1 persona

  2. srajumbo dijo:

    Mira yo soy muy arisca con lo de besos y abrazos.. mi marido se pasa el día abrazando a clientes,amigos,conocidos y yo huyendo de ellos. Pero con el niño,eso es otra historia, Le doy cientos de besos y abrazos al día y le digo que lo quiero otras tantas. Así que podría decir que el es casi la única victima de mis abrazos jaja. Tu hijo me ha recordado al mío, que a veces espontáneamente me da un abrazo y me dice que me quiere. Creo que es de tanto que me ve hacerlo a mi jjeej.

    Le gusta a 2 personas

  3. Ay, si es que no hay nada mejor que esos abrazos espontáneos. O cuando te miran y te echan una sonrisa de oreja a oreja. O cuando se acurrucan junto a ti… Como dice una amiga, qué suerte tenemos de querer y de que nos quieran tanto. ¡Me ha encantado tu post! ¡Muchos abrazos! =D

    Le gusta a 1 persona

  4. Oscar dijo:

    Pues yo reparto abrazos como si no hubiera un mañana, porque para algo gratis que tiene la vida y que encima hace sentir bien y que reconforta… Mi mujer es como la señora Jumbo, y yo que los doy a espuertas, a mis hijos y a mi mujer los colmo, obviamente. El caso es que no estoy de acuerdo con eso de que aprenden y hacen lo que ven, porque nosotros llenamos a los nuestros y al niño de cinco años que tenemos le cuesta mucho darnos un beso o un abrazo, y la niña de dos años los reparte a todo el que pilla, como yo. Sin totalmente diferentes a los tuyos, je je je. Besitos!

    Le gusta a 1 persona

  5. anabelmoor dijo:

    Ains precisamente estaba hablando de eso en mi blog…yo soy de un poquito oso amoroso, me encanta dar y recibir abrazos y con mi hija soy un poco lapa. Y es verdad que no hay nada como cuando ellos te dan un abrazo espontáneo y eso que mi peque no es de dar abrazos ni de dejarse abrazar, será porque sus abuelos y primos la agobian o es que mi niña es cómo la tuya un carácter independiente pero tengo la suerte de ser su madre y recibir la mayor parte de estos abrazos espontáneos y maravillosos.
    También es verdad que en esos momentos de tristeza que nombras estaría bien que nos abrazáramos más, ya que a mí al menos en determinados momentos me cuesta (por timidez) y hay abrazos que quedan atrapados en el interior y que deberían salir, ninguna muestra de afecto esta de más!
    Disfruta de los mimos de tus dos peques, que seguro que cada uno te lo demuestra a su manera!! Un besito! 😉

    Le gusta a 1 persona

  6. Adoro los abrazos y los besos y todas las muestras de cariño!! A mi peque que tiene 12 meses, le doy muchos besitos y abrazos…el aunq sun es peque empieza a abrazar y dar besitos….

    Le gusta a 1 persona

  7. Yo también soy muy de abrazos y besos… ¡lo hago todo lo que puedo y ellos me dejan! 🙂

    Le gusta a 1 persona

  8. BePoppins dijo:

    Los abrazos deberían ser asignatura obligatoria de la vida! 🙂

    Le gusta a 1 persona

  9. Yo tampoco soy ni de besos ni de abrazos salvo con el peque, pero parece que ha salido a mi y desde los 6 meses ya te hace la cobra a veces 😦

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s