Castigos y recompensas

Desde luego la fórmula para la crianza perfecta no existe, ojalá editaran un manual que pudiéramos seguir, pero al final la educación de los hijos se convierte en ensayo-error para ir aprendiendo. Aprendiendo la mejor manera de que lo que les pretendes transmitir les llegue, aprendiendo la mejor manera de que tengan respeto y educación, aprendiendo la mejor maneta de que comprendan que todos sus actos tienen consecuencias y que deben asumirlas….

En casa no nos caracterizamos por abusar de las recompensas y los castigos, no solemos usar el chantaje para que hagan lo que creemos que deben hacer, ni en positivo ni en negativo. Si haces esto, te compramos aquello. Si haces esto, te quito lo otro. No solemos usar este tipo de frases, pero sí es cierto que sus acciones y actitudes tienen asociadas unas consecuencias, no hace falta decírselo, ya saben por qué hoy no pueden ver un ratito la tablet, ya saben por qué hoy hacemos cena especial. Y si hace falta les recordamos qué han hecho bien y qué han hecho mal y por qué todas nuestras decisiones conllevan algo más. Sé que a veces no se está muy de acuerdo con los castigos, yo pienso que en justa medida y sin ser desorbitados ni crueles, son educativos. Realmente la ley también impone castigos a los malos comportamientos. Es cierto que podemos caer en el hecho de que no lo hagan por miedo y no por entenderlo, pero deben aprender que no todo vale y que si no lo respetas, debes aceptar la consecuencia. 

Es muy complicado acertar y ser justo siempre. Lo importante es tener claro lo que queremos conseguir y el fin siempre es el mismo: educar buenas personas. 

Con lo que principalmente estoy intentando luchar es con no gritarles, últimamente estoy más nerviosa y no tengo apenas paciencia… si unimos que no me hagan caso cuando hay peligro o prisa, que se peleen o situaciones similares, en seguida pierdo la compostura y suelto un grito… ayyy, sé que no es correcto ni beneficioso para ellos pero me cuesta mucho controlarme… ayer Niño, que ya tiene 5 años me dijo: no me grites, y la verdad es que tiene razón, pobrecito mío… le pedí perdón y le dije que intentaría no hacerlo más. Creo que también es bueno que vean que cuando nos equivocamos pedimos perdón, que no hay nada de malo en ello y que demuestra que recapacitamos sobre nuestros actos.

Espero poderlo conseguir!!!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Algo personal y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a Castigos y recompensas

  1. Yo grito mucho, lo sé. Cuando lo hago, Pegotito se echa a llorar y me dice que no la grite. Y yo lloro también. Pero es que el cansancio me puede a veces… En fin, no somos perfectos.

    Le gusta a 1 persona

    • A mí me pasa lo mismo, se me escapan los gritos y Niño es muy sentido y siempre me lo dice… pobre y me sabe muy mal porque tiene razón la verdad. A mí tampoco me gusta que me digan las cosas a gritos… tengo que mejorar 🙂

      Le gusta a 1 persona

  2. almademami dijo:

    Bueno, lo más importante es tener la idea de cómo quieres educar a tus hijos aunque a veces no seamos capaces de cumplirlo :S. A mí, lo de las situaciones de peligro me puede, ahí pego el berrido sí o sí, que Pichí se queda tan descuadrada la pobre que me siento fatal. Pero bueno, como tú hicisite, no está de más cuando nosotros lo hacemos mal pedirles perdón y así además les estamos demostrando el respeto que les tenemos y dando un buen modelo. Educar es lo más difícil del mundo pero con amor y respeto, auqnue a veces nos equivoquqemos, seguro, seguro q lo estamos haciendo bien!! Ánimo!! 🙂

    Le gusta a 1 persona

    • Sí que es difícil sí, siempre me consuelo con lo que tú dices, con que lo hacemos todo con amor y que también somos humanos y ellos nos quieren con nuestros aciertos y errores y seguro seguro que se sienten queridos. Yo es que cuando los llamo para que paren y ni caso y veo que se acercan a la carretera o que los pierdo de vista me pongo mala y luego pues les riño y enfadada. Ya sé que suelen parar a tiempo pero y si no? En fin, gracias por los ánimos!

      Le gusta a 1 persona

  3. sradiaz dijo:

    Yo también intento no gritarle, pero hay veces que me pone muy nerviosa con lo de no hacer caso… luego me siento fatal.

    Le gusta a 1 persona

    • Yo con Niña hay veces que no sé qué hacer… porque no me hace ni caso, le digo no toques nada y ella toca todo, dame la mano y que no quiere… y así con casi todo… al final o le grito, o la castigo o me vuelvo loca!! Es muy difícil mantenerse siempre calmada… me quedo con que intentamos hacerlo lo mejor que podemos!

      Le gusta a 1 persona

  4. Mónica dijo:

    Ains yo con lo de los gritos también me paso a veces. Cuando estamos solos no, pero cuando hay gente ajena, por la presión de que te miran con cara de “vigila a tu hijo”, le grito de más para que no piensen que le dejo hacer lo que quiera. Así que cada día soy más antisocial, porque me harto de gritarle por todo cuando la gente te mira con cara de reproche.

    Le gusta a 1 persona

    • Es verdad, la sensación que tienes siempre delante de la gente es de mala madre…. como si no lo educases bien. Pero cuando no están conmigo y se portan súper bien, con otras personas o en otros entornos, entonces pienso que por lo menos sí que les enseñamos a comportarse pero cuando están con nosotros, es aquello de que la confianza da asco jajaja

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s